Ramón Area Carracedo y Luis Vila Pillado reseñan: «Fundamentos de psicopatología psicoanalítica»

Fundamentos de psicopatología psicoanalítica
Jose María Álvarez, Ramón Esteban, François Sauvagnat
Editorial: Síntesis, 2004
784 págs.
ISBN: 9788497561723

Se recibe bien un libro de psicopatología alejado de lo que los autores llaman la «versión espuria de la psicopatología», esa reducción a “una presunta semiología basada en criterios operativos”. Yo distinguiría tres partes temáticas, la primera un recorrido histórico que comprende tanto la psicopatología clásica, como psicoterapias en general y psicoanálisis lacaniano en particular. Un segundo bloque trata de dar cuenta desde Lacan de los diferentes síntomas que como los autores definen, forman el thesaurus semeiotucus. Un tercer bloque consistiría en una exposición detallada de la semiología psiquiátrica.

Comienza por lo tanto el libro con una historia de la psicopatología, que también pretende ser una historia de sus fundamentos, doctrinas y tendencias, y además sometiendo tal historia al juicio crítico del psicoanálisis.

El tercer bloque, la exposición semiológica, el detallado, extenso, y muy correcto. Como el propósito es interpretar hallazgos psicopatológicos nacidos desde teorías muy diversas, se aprecia una excesiva desnudez teórica en la descripción de los mismos, desnudez que se viste desde Lacan. Esto es en realidad un logro, ya que someter una teoría a los rigores de años de síntomas, teorías y doctrinas, constituye una tarea extraordinariamente laboriosa, no solo en cuanto a lecturas (y hay mucha lectura detrás del libro) sino también en cuanto a reflexión.

Es diferente pues a otras obras recientes de psicopatología, como la historia de los síntomas de Berrios, porque los planteamientos de salida son diferentes. Berrios hace lo que titula, es decir una historia del síntoma. En este libro se hace un análisis del síntoma, una suerte de metapsicopatología o de metapsicoanálisis si se prefiere. Me detendré un poco más en detalle en esta cuestión.

Yo entiendo que la teoría de Lacan nace desde el punto de ruptura con Clérambault, que dentro de la historia de la psiquiatría francesa realiza un agrupamiento sintomático que redefine la esquizofrenia en claros términos de identidad personal: es su definición del automatismo mental. Son muchos los autores que han creído ver en el grupo de la esquizofrenia, un grupo de síntomas de carácter más fundamental. Unas veces, por definitorios, otras veces por relación directa con una presunta etiología y otras por reconocibles. La posición de Clérambault en su construcción del automatismo es en el orden de lo definitorio, pero es que además, consideraba que no había relación entre estos síntomas fundamentales (que expresaban una alteración orgánica) y el delirio.

La teoría continúa en la ruptura con Ey, quien con su organodinamismo, aleja el punto de origen de la psicosis de las instancias más específicamente humanas.

Y durante todo su deasarrollo, la teoría se distancia de Jaspers (para muchos, el fundador de la psicopatología) al establecer el par comprensión/explicación y fundar una psicopatología de la interpretación de lo consciente.

Por tanto, tres son los puntos conflictivos a los que una psicopatología psicoanalítica (fundamentalmente de las psicosis) debe enfrentarse:

  • Si los síntomas fundamentales guardan o no relación con el delirio.
  • Si los síntomas fundamentales se han de buscar en instancias cerebrales filogenéticamente más antiguas o no.
  • Si la psicosis es un problema del inconsciente o es un problema de incomprensibilidad.

Y a lo largo del libro, se desgranan los posicionamientos de los autores a estos tres planteamientos. Desde luego, mi recomendación es leerlo, pensar y opinar.

Por Ramón Area Carracedo y Luis Vila Pillado

Fuente: SISO/SAUDE, Nº 40- Verano 2004

2017-08-26T12:27:16+00:00 30/06/2004|Categorías: Noticias, Reseñas y comentarios|Etiquetas: |